Updated : Nov 12, 2020 in 未分类

Las bajas justificadas de Zidane

Para cada marcha de un jugador hay un debate, especialmente en casos como el de Reguilón (23 años). El canterano dejó en verano el Real Madrid y está triunfando en el Tottenham y en la Selección mientras el equipo blanco echa de menos una mayor solvencia en el carril izquierdo, donde Mendy se hizo la titularidad en unos meses. Pero hay otros nombres de los que se ha prescindido con el visto bueno (o algo más) de Zidane y que reúnen un consenso bastante amplio en esos mundos en ocasiones tan heterogéneos: la directiva, el cuerpo técnico y la afición. Son seis los que dejaron el Bernabéu antes de esta 2020-21, por diferentes motivos y con distintos planes para su futuro.

James (Everton)

Seis años después de su fichaje de campanillas y con más pena que gloria, James hizo las maletas en septiembre. El colombiano puso rumbo a un Everton en el que quiso reencontrarse con Ancelotti, el entrenador que más rendimiento le sacó tanto en el Bernabéu como en su cesión al Bayern, en la que también habían coincidido. Su rendimiento, en medio de polémicas por su falta de profesionalidad y por su nula relación con Zidane, estuvo por debajo de lo esperado. Si alguien parecía capaz de recuperar esa zurda privilegiada era Carletto, como se está demostrando: el colombiano lleva tres goles y cuatro asistencias en ocho apariciones. Dejó, según el Madrid, unos 25 millones en caja, aunque Banfield, al que le correspondería un porcentaje de esa cantidad por derechos de formación, señaló que el Everton le había comunicado que el acuerdo había sido sin dinero de por medio.

Bale (Tottenham; cedido)

Como le ocurrió a James, el tenso trato de Bale con Zidane, unido al bajón en sus prestaciones, siempre condicionadas por las lesiones, le sacaron del Madrid. Ahora, en su Tottenham, vuelve a ser feliz. Le ayuda el ambiente y, en opinión de sus agentes, el trato de los medios, menos puntillosos con él que en España. Debería volver en 2021, pero ni el futbolista, ni el Madrid, que aceptó una cesión para liberar su altísima ficha (ahora paga la mitad de la misma, unos 15 millones brutos), ni mucho menos Zidane andan por la labor.

Óscar (Sevilla)

Óscar nunca tuvo una oportunidad real en el primer equipo, ni siquiera después de haberse destapado en la 2019-20 en el Leganés como un jugador con mucho que decir en Primera. El Madrid ingresará del Sevilla alrededor de 15 millones, reservándose el 25% de sus derechos por si su progresión pudiera producir más ganancias.

Vallejo (Granada; cedido)

Por Vallejo se le acabó confiando un nuevo préstamo al Granada porque tampoco tiene sitio con Zidane. Las lesiones le han respetado desde enero, cuando llegó a Los Cármenes, pero el club no contempla su regreso.

Reinier (Borussia Dortmund; cedido dos temporadas)

La de Reinier es otra cesión que le está saliendo rana al Madrid. Es por dos cursos, lo que tranquiliza a la dirección deportiva, pero aun así se coincide con el mediapunta en que la situación actual es difícilmente sostenible. Ha jugado sólo 105 minutos y no ha pisado el césped en el 41,66% de los partidos. Fichado en enero, hay muchas esperanzas depositadas en él.

Kubo (Villarreal; cedido)

De menos a más, como se confiaba con la entrada de la Europa League en el calendario, Take Kubo está terminando de hacerse en el Villarreal de Emery, segundo en Primera. No ha podido quedarse con Zidane, al que le gusta mucho, porque el cupo de extracomunitarios está completo. Pero cuando Vinicius, a partir del próximo enero, libere su plaza con la obtención del pasaporte, habrá vía libre para el japonés en la 2020-21.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *