Updated : Nov 11, 2021 in 未分类

Las cinco argumentos que Guedes aporta como falso ‘9’

Los cuatro puntos que ha sumado el Valencia en las dos últimas jornadas ante rivales Champions tienen como punto en común la forma en la que Bordalás ha planteado el partido. En ambos, Guedes ha actuado como falso 9, en parte también por la ausencia, por lesión, de Maxi Gómez. Pero para el siguiente partido, en Anoeta, es probable que el uruguayo esté recuperado y vuelva a la lista, con lo que se abrirá el debate en torno al ariete titular que disponga Bordalás. En este sentido, hay una serie de argumentos que ofrece Guedes cuando juega de delantero centro y que benefician claramente al equipo, sobre todo si quiere aplicar el plan de los últimos dos partidos.

Caídas a bandas

Con el portugués jugando de delantero centro, el equipo se garantiza una gran cantidad de caídas a banda, algo que Bordalás le demanda tanto cuando juega de 9 puro como cuando juega por detrás de un delantero centro, como puede ser Maxi. No obstante, la estadística demuestra que cuando Guedes juega como único delantero se ve obligado a caer mucho más a banda. La falta que le saca a Griezmann, en el minuto 95 del partido contra el Atlético, que acaba significando el 3-3 final, es una prueba de ello.

Los centrales se quedan sin una referencia

Al no ser un 9 al uso, los centrales rivales no tienen referencia a la hora de marcar al delantero y esto provoca que surjan dudas en el entramado defensivo rival. Esto sucedió tanto en el choque contra el Villarreal como contra el Atlético. En el primer gol ante el Atlético, los centrales rojiblancos cayeron en la trampa, recularon ante la jugada por la izquierda del Valencia y el disparo de Guedes desde la parte derecha del ataque, tras un rechazo de Oblak, acabó dentro de la portería impulsado por el propio Savic.

Máxima velocidad en las contras tras recuperación

Marca de la casa. Con el Valencia jugando bastante atrás, como contra el Atlético o aún más contra el Villarreal, se antoja fundamental tener un punta que salga disparado hacia la portería cuando alguno de los tres centrocampistas, o los laterales, recuperan un balón en zona media. Un ejemplo de ellos sucedió contra el Villarreal, cuando Foulquier restó un balón y lo mandó en profundidad a Guedes. Este regateó a Rulli y Albiol sacó bajo palos cuando el balón iba camino de la red.

El que más faltas provoca

Jugando de 9, Guedes juega más cerca del área y las faltas que provoca tienen más peligro. Con el nuevo dibujo de Bordalás, el balón parado es fundamental para hacer daño al contrario. Y en este caso, Guedes es un filón puesto que por su manera de conducir el balón, pegado al pie, recibe gran cantidad de faltas. De hecho, es el futbolista que más faltas ha recibido en el campeonato: 37. El segundo es Depay, del Barcelona, con 32. El siguiente valencianista que más faltas ha provocado es Guillamón, con 22.

Menos exigencia en labores defensivas

Un debe que siempre se le ha achacado a Guedes. Con Bordalás apenas ha jugado en banda izquierda ya que esa posición exige una mayor capacidad defensiva. Sí lo ha hecho de segunda punta, por detrás de Maxi, aunque ahí el sistema también exige cierto compromiso cuando el rival tiene el balón. En los dos últimos partidos, el Valencia ha perdido la posesión total con el rival: (25-75, con el Villarreal; y 48,3-51,7, con el Atlético), una exigencia grande para los centrocampistas y los segundos delanteros. De 9 está bastante más liberado de tareas defensivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *