Updated : Oct 08, 2021 in 未分类

Mbappé supera ‘el trauma de los once metros’

La noche pintaba realmente complicada para Francia. En el descanso, el Juventus Stadium de Turín, con aforo limitado, era una fiesta belga. Carrasco y Lukaku adelantaban a los diablos rojos con sendos golazos. Un 2-0 que podría ser alguno más de no ser por una excelente mano de Hugo Lloris en los primeros compases del encuentro.

Al descanso, según confesó Griezmann ante los micrófonos de TF1, «encontraron las palabras correctas» y también el juego. Francia sacó el orgullo y algo más para darle la vuelta a partido. En concreto, el talento de Benzema y Mbappé arriba. El del Real Madrid se inventó el 2-1 con una maniobra sensacional y Mbappé puso el empate y superó ‘el trauma de los once metros’ de este mismo verano.

Después de que Griezmann provocará el penalti gracias a una mala entrada de Tielemans, Mbappé no dudó. Él se haría cargo. La colocó con mimo y pegó potente a la izquierda de Courtois matando los fantasmas de la pasada Eurocopa.

Después de ir ganando con cierta holgura ante Suiza, los remontados fueron ellos y Mbappé tomó todos los galones que se le entienden por calidad, rol actual y futuro. Si era la estrella, quería el quinto y definitivo penalti de la tanda en octavos de final. El francés, en aquella noche en Bucarest, lanzó el penalti al lado contrario que esta noche en Turín. Sommer se lo adivinó y se esfumó el sueño de la Eurocopa, al que dejaron en peligro de manera inesperada. Tanto, que se acabó y bien lejos estuvo de cumplirse.

Las primeras críticas, según L’Equipe, llegaron desde la madre de Adrien Rabiot, Veronique. Presente en la grada, según RMC, le recomendó al padre del 10 francés que «hiciera a su hijo menos arrogante». También llegaron en redes, desde la prensa… El punta del PSG aguantó el tirón y, cuando pudo, se sacó la espina.

Una actuación completa

Kylian Mbappé tuvo una actuación notable ante Bélgica. El francés fue una pesadilla para la defensa belga con el gol, la asistencia a Karim Benzema y un acierto endiablado en el regate con nueve completados de diez intentados. Un partido de altura y el punto final a una pesadilla. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *