Updated : Jul 14, 2020 in 未分类

Un dilema con Ansu

El Barça tiene un dilema peliagudo esta semana. Con Dembélé lesionado de larga duración, Braithwaite imposibilitado para jugar la Champions League y Griezmann lesionado sin fecha de vuelta, debe decidir si Ansu Fati, la nueva joya del club, viaja a Málaga para jugar el playoff de ascenso a Segunda con el Barça B de García Pimienta o, por el contrario, se queda con el primer equipo para participar en las últimas dos jornadas de Liga ante Osasuna y Alavés y, sobre todo, prepara sin riesgos el partido de vuelta de octavos de final de Champions ante el Nápoles.

El filial azulgrana que dirige García Pimienta empieza su camino el próximo domingo 19 en el estadio Ciudad de Málaga contra el Valladolid B. Si gana, aún debería ganar dos partidos más para estar en Segunda DivisiónAnsu sería una pieza clave para conseguir un ascenso que en cualquier club siempre es considerado estratégico.

Poner en riesgo, sin embargo, la presencia de Ansu en el partido contra el Nápoles y en una hipotética fase final de Lisboa, sería, para algunos, una temeridad, más si se advierte que, mientras en Málaga al Barça B le esperan tres potenciales partidos de alto nivel físico, en Liga podría jugar ante Osasuna en el Camp Nou y ser reservado ante el Alavés si los de Muñiz todavía no están salvados y el Barça no tiene opciones de Liga.

La relación de equilibrio entre primer equipo y filial ya ha tenido un primer choque serio de intereses este fin de semana. Setién sólo convocó 18 jugadores para Valladolid. Sorprendentemente, para que jugadores como Monchu, Morer, Cuenca o Collado jugasen un amistoso de preparación ante el Europa mientras el primer equipo echaba de menos efectivos en los últimos minutos del partido contra el Valladolid. El caso Ansu es peliagudo y habrá que ver cómo lo trata el club.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *