Updated : Oct 27, 2021 in 未分类

Dyego Sousa, el ‘matador’ que asalta el reino de Umar Sadiq

Dyego Sousa es el nombre de la actualidad almeriense. El delantero brasileño fue la gran sorpresa en el once que Rubi alineó el pasado domingo en Montilivi al ser el sustituto de Umar Sadiq. El nigeriano, con siete dianas en su casillero, había anotado uno y dado dos asistencias tres días antes, en el 3-1 ante la Real Sociedad B. De ahí que la misión de Dyego Sousa no era nada sencilla: hacer olvidar durante una hora a uno de los jugadores más determinantes de Segunda División, si no el que más. Pero el portugués cumplió con creces, haciendo un triplete que pasa a la historia del club y que sirve al cuadro almeriense para recuperar la primera posición que el Eibar le había arrebatado la noche el viernes.

Cuando Dyego Sousa saltó al verde en los instantes finales frente al Tenerife y Las Palmas, los nombres de Edoardo Soleri, Juanjo Expósito o Teerasil Dangda empezaron a escucharse en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, si bien el brasileño no podía ser considerado ni bluf, puesto que las expectativas que la afición depositó en él no eran demasiado altas, sobre todo, cuando Rubi apuntó que «llevaba más de ocho meses sin tocar un balón». «No he estado parado», respondió el propio jugador en su presentación, asegurando estar en buena forma física a pesar de que la competición paró en China por la situación sanitaria. De tierras chinas, en concreto, del Shenzhen llegó al Almería, si bien la entidad asiática lo cedió al Benfica y Famalicao.

«Es un jugador del máximo nivel, extraordinario, que de no ser por circunstancias especiales, no vendría al Almería. El hecho de que haya estado inactivo nos ha permitido traerlo. Tiene una genética espectacular y valores físicos importantes [mide 1’90 metros]», comentó un Rubi que vio como Joao Gonçalves le traía un delantero por el que el Shenzhen desembolsó 15 millones de euros en 2019 al Sporting de Braga. Tampoco era mala señal que en marzo de 2019 compartiese vestuario con Cristiano Ronaldo en un Portugal 0-0 Ucrania clasificatorio para la última Eurocopa. Sin embargo, al llegar al Mediterráneo se vio obligado a dejar algo de peso y coger la forma física y el ritmo competitivo. Y el jugador nacido en la localidad brasileña de São José de Ribamar hace 32 años (uno de los más veteranos en el vestuario indálico) lo ha logrado, marcándose una sensacional actuación en Miranda de Ebro con un triplete y una asistencia para el recuerdo, posiblemente el mejor debut como titular de un delantero con la camiseta rojiblanca.

Al brasileño también le gusta el espectáculo, como muestra en sus celebraciones. En Anduva le dio tiempo a recibir las felicitaciones de sus compañeros, bailar con Samu Costa y hacer su gesto de cortar cabezas. «Mi gesto en el gol ya lo hacía en el Sporting de Braga, es de ‘matador’, de hombre que hace goles y corta cabezas», explicó el propio domingo un Dyego Sousa que en julio de 2016, cuando militaba en el Marítimo, agredió al árbitro asistente Eduardo Alves en un amistoso ante el Tondela, siendo sancionado con nueve meses, seis tres recurrir. Tras formarse en el Sao Paulo y Palmeiras, cruzó el charco con 17 primaveras para enrolarse en el juvenil del Nacional de Portugal, regresando a Brasil para jugar en el Moto Club y en el Operario Ferroviario. También jugó en Angola, donde defendió la zamarra del Interclube y en Portugal, las del Leixões, Tondela, Portimonense y Sporting de Braga, además de los citados Marítimo, Benfica y Famalicao, disputando Europa League en Lisboa y en Braga. En Almería su papel es que la ausencia de Sadiq no se note. En su primera gran aparición lo cumplió con creces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *