Updated : May 14, 2021 in 未分类

Jesé, un retorno infructuoso

Su regreso se esperaba como agua de mayo allá por el mes de febrero, previa mini pretemporada exprés para ponerse a tono y poder ponerse a las órdenes de un Pepe Mel. Hacía falta gol en la UD, un revulsivo para engancharse al Playoff y, sin embargo, cuatro meses después, las buenas maneras de fino estilista amarillo han quedado en eso, con destellos y migajas que no han cumplido las expectativas que se generaron con su retorno y su futuro está el aire a falta de cuatro jornadas.

Llegó fuera de forma, normal por otra parte, después de un largo periodo de inactividad que le obligó a realizar su particular pretemporada y un periodo de adaptación que duró todo el mes de febrero, donde participó en dos encuentros partiendo desde el banquillo para ganar minutos ante el Cartagena (21′) y Castellón (31′). Escaso minutaje, pero con ganas e ímpetu, el de Lomo Blanco, cada vez que participaba chutaba a puerta en cuanto ingresaba al campo y se notaba esa hambre de volver a ser ese jugador que fue.

Pasados esos dos primeros encuentros, y debido a la plaga de lesiones de la UD, Mel le dio su primera titularidad ante el Rayo Vallecano y hasta el día de hoy no ha vuelto a salir del once, a excepción de su no convocatoria frente al Málaga por su previa expulsión frente al Oviedo. Durante ese tiempo, hemos visto a un Jesé implicado en el juego del equipo, sí, con desmarques, marcando diagonales, combinaciones y acciones que han mostrado la enorme calidad que tiene, pero su aportación directa ha quedado en un gol de penalti al Lugo en un partido que, finalmente, terminó 6-1 a favor de los insulares y una gran asistencia a Sergio Araujo frente al Mallorca, que significó el empate amarillo.

De resto, los números están ahí, doce encuentros, un gol y una asistencia en 887 minutos por el momento. Un bagaje muy escaso para lo que se esperaba de él cuando, en su presentación decía aquello de “no vengo de paseo, vengo a luchar y a pelear para cumplir los objetivos. Cada partido para nosotros en esta segunda vuelta debe ser una final para así poder aspirar a lo máximo. El fútbol me ha dado una nueva oportunidad y no la voy a desaprovechar”. No hay más que ver la comparación con el otro fichaje de invierno en una posición similar, como es Mujica. El ariete lleva 14 partidos, repartidos en 422 minutos y ha anotado también un gol.

De esta forma, esta situación recuerda bastante a la de su anterior etapa en la UD en Primera División, en la temporada 2016-17, donde anotó escasos tres goles (uno de ellos de penalti) en 16 encuentros, y tampoco cumplió con las expectativas generadas. A pesar de ello, desde la entidad se manifiesta tranquilidad y que se quiere hacer un esfuerzo para contar con sus servicios de cara a la próxima campaña con el objetivo de juntar sobre el terreno de juego a Jesé, Araujo y a Jonathan Viera, cuando éste último retorne el próximo mes de diciembre.

La esperanza que se tiene es que, quizás, con una buena pretemporada en condiciones y empezando el curso desde cero, “El Bichito” pueda, al fin, destapar el tarro de las esencias en un proyecto ganador. Ahora, con la permanencia prácticamente cerrada, es la hora de los despachos y de valorar si merece la pena hacer ese dispendio económico y darle una tercera oportunidad o si es el propio futbolista el que apostará por volar y aceptar otras ofertas suculentas fuera de la isla. Todo está en el aire.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *